Categoría

DRAMA

Personajes

Personajes: 2M + 2 F

Madre

Padre

Hijo

Hija

Traducción

NIKOLINA ŽIDEK

Derechos de Autor

KRISTINA GAVRAN

Derechos de Traducción

NIKOLINA ŽIDEK
info@teatrocroata.com

Pedir Texto Preparados

Gracias por contactarnos.
El pedido ha sido enviado.

Preparados.

La familia del texto Preparados es una familia promedia y tipo según todos los estándares_ madre, padre, hijo e hija; una pequeña familia ideal para una vida ideal según todos los estándares, o como lo dice la madre en un momento: “Cuatro es la medida de todos los libros de cocina”. Pero esta familia está enfrentada con una misteriosa amenaza apocalíptica que tal vez sea fruto de una paranoia colectiva provocada por una cotidianidad llena de amenazas y diferentes tipos de miedos.

Fragmentos

Fragmento Versión Española

Espacio cerrado. Lleno de comida.

Y de miedo. De todo lo externo.

Están preparados para lo peor. Y lo peor seguro vendrá.

Sólo hay que esperar.

Con miedo.

Con fusiles preparados.

 

 

HIJA

Yo tengo miedo.

Tengo el estómago acalambrado.

Algo me duele.

Como si tuviera hambre, y sé que no tengo.

Algo vive en mi panza.

Algo hambriento.

 

MADRE

¿Estás embarazada?

 

PADRE

Eso no sería inteligente.

 

MADRE

Eso no sería nada inteligente.

No en estos tiempos.

 

PADRE

No en estos terribles tiempos.

 

HIJO

Ahora no.

 

MADRE

¡Pasta! ¡Más más más!

¡Leche en polvo!

En envases grandes, en vagones.

Coloca uno encima del otro.

 

HIJO

¡Aaa!

Me duele la panza.

 

PADRE

¿Estás embarazado?

 

MADRE

Nosotros no tenemos espacio. Nosotros no tenemos nada de espacio.

 

PADRE

Eso no sería inteligente.

No en estos tiempos.

 

MADRE

No en estos terribles tiempos.

 

HIJO

Algo vive en mi panza.

Algo de piedra. Como si tuviera hambre.

 

PADRE

Y sabes que no estás embarazado.

Nosotros no nos moriremos de hambre.

 

MADRE

No, no nos moriremos de esa muerte terrible.

 

HIJA

No nos moriremos de hambre.

 

MADRE

También existen otras muertes terribles.

 

PADRE

Ahogarse.

 

MADRE

Asfixiarse.

 

PADRE

Incinerarse.

 

MADRE

El colapso económico.

 

PADRE

La calificación crediticia.

 

MADRE

La inflación.

 

PADRE

Los disturbios callejeros.

 

MADRE

La revolución.

 

HIJO

Tengo un calambre en el estómago.

Algo vive en mi panza.

 

PADRE

Pero no os preocupéis.

 

HIJA

Me duele la panza.

 

MADRE

Nosotros sobreviviremos.

 

PADRE

Nosotros estamos preparados.

 

MADRE

Para todo.

 

PADRE

Sólo nosotros sobreviviremos.

 

HIJO

¿Sólo nosotros?

 

PADRE

Sólo nosotros.

Porque nosotros estamos preparados.

Los demás no lo entienden.

Los demás son idiotas.

Los demás se lo merecen.

 

HIJO

Pero… pero yo escribí una poesía.

Para…

 

PADRE

Nosotros no tenemos espacio.

 

MADRE

Nosotros no tenemos nada de espacio.

Aquí caben un par de ruedas de queso.

Algunas conservas de carne.

Un par de latas de paté.

Huevos en conserva.

Carne seca.

Pepinillos ácidos.

 

HIJO

Yo necesito un cuaderno.

 

PADRE

¿Qué vamos a comer una vez que comience?

 

MADRE

¿Vosotros pensáis en vuestro futuro?

 

HIJO

A mí me duele la panza.

 

PADRE

¿Vosotros leéis los diarios?

 

MADRE

¿Escucháis las noticias?

 

HIJA

A mí me duele la panza.

 

PADRE

Ahora no es el momento para eso.

 

MADRE

Para nada, para nada.

 

PADRE

¡El simulacro empieza en treinta segundos!

 

MADRE

¡Todos a sus puestos!

 

PADRE

Los hombres a un lado.

Las mujeres al otro.

 

MADRE

Qué bien que lo hemos hecho.

 

PADRE

¿Preparados?

 

HIJO

Yo estoy…

 

PADRE

¿Pregunto si estamos preparados?

 

HIJA

A mí…

 

MADRE

¿Estamos preparados?

 

PADRE

¡De nuevo!

 

MADRE

Esto es solo un simulacro.

¿Y si se tratara de una realidad real?

 

HIJO

De una realidad real de verdad verdadera.

 

HIJA

Con una verdadera piedra en el estómago.

 

HIJO

Y el temblor de las manos.

 

HIJA

Y las miradas nubladas.

 

HIJO

Y el caos en las carreteras.

 

HIJA

Las ventanas rotas.

 

HIJO

La muchedumbre que grita.

 

HIJA

Las masas descontroladas.

 

HIJO

Rebeldes.

 

MADRE

Una realidad real.

 

PADRE

Por eso lo repetiremos de nuevo.

Y de nuevo.

Y de nuevo.

Hasta que esté todo perfecto.

Hasta que quede todo ordenadito.

Hasta que esté exactamente como lo ensayábamos en el simulacro.

 

MADRE

Hasta que estemos preparados.

 

PADRE

¿Podemos empezar de nuevo?

 

HIJO

¡Preparados!

 

HIJA

¡Preparados!

 

PADRE

¡Preparados!

 

HIJA

¡Para!

 

MADRE

Ahora no.

 

PADRE

Ahora no.

Imagina como si se tratara de una realidad real.

 

HIJO

De una realidad real.

En la que no hay tiempo para la pausa.

En la que el caos ocurre sin poder pararlo.

Fuera de nuestro control.

Fuera de nuestra capacidad de poder y entendimiento.

La realidad en la que solo hay que sobrevivir.

 

PADRE

Aunque tengamos que comer larvas y luchar con los perros callejeros por la comida.

 

MADRE

Aunque tengamos que rascar la tierra con nuestras propias uñas.

 

PADRE

Aunque tengamos que tirar piedras a los pajarracos.

 

MADRE

Aunque tengamos que esconder nuestros cuerpos con cadáveres.

 

PADRE

Aunque tengamos que…

 

HIJA

Alguien está en la puerta.

 

HIJO

Es verdad.

¿Lo oís?

Alguien está tocando la puerta despacio.

Despacio.

Como una canción.

 

HIJA

Una canción.

Despacio.

 

MADRE

¡Nosotros no tenemos espacio!

 

PADRE

¡No abráis la puerta!

También ensayamos eso.

¿No os acordáis?

¡No le abras a nadie!

¡Repítelo!

 

HIJO

No le abras a nadie.

 

HIJA

No le abras a nadie.

 

PADRE

Es el lobo, y no vuestra madre.

 

HIJO

No le creemos a la pata blanca.

 

HIJA

No le creemos a la voz suave.

 

HIJO

¿Y si es un perro, y no el lobo?

 

PADRE

¡No dejes entrar a nadie!

No tenemos espacio, no tenemos conservas, no tenemos nada.

¡Repítelo!

 

HIJO

No tenemos espacio, no tenemos conservas, no tenemos nada.

 

HIJA

Tenemos los almacenes llenos.

Hay suficiente comida para un par de años.

 

MADRE

Es nuestra comida.

Solo nuestra.

Vuestro padre ha sacado bien el cálculo.

Todo dividido en cuatro.

Cuatro patas de pollo.

Cuatro cabezas de cordero.

Cuatro vagones de leña.

Cuatro latas de frijoles.

Cuatro rollos de papel higiénico.

Cuatro calabacines.

Cuatro repollos.

Cuatro es la medida de todos los libros de cocina.

Por eso nuestra familia tiene cuatro miembros.

Porque vuestro padre lo arregló de una manera muy inteligente.

 

HIJA

Qué inteligente que es nuestro padre.

 

HIJO

Nuestro padre.

 

MADRE

De dos personas nacen dos nuevas.

Así el mundo no gana nada.

Y tampoco pierde.

 

PADRE

No le debemos nada a nadie.


Gracias por contactarnos.
El mensaje ha sido enviado.