UNA VIZEK

Categoría

Comedia

Personajes

4 M + 2 F

Uno

Dos

Tres

Cuatro

Vecina

Primera

Traducción

NIKOLINA ŽIDEK

Derechos de Autor

Una Vizek

Derechos de Traducción

Nikolina Židek

info@teatrocroata.com

Pedir Texto Yo no paro desde la mañana

Gracias por contactarnos.
El pedido ha sido enviado.

Yo no paro desde la mañana.

¿De qué trata esta obra? Una noche cuatro hombres normales se reúnen en la casa de una de ellos, cenan y juegan a las cartas. Y hablan. De eso trata. Nada en especial. Nada raro. Para ellos. Para vosotros os parecerá raro que el mundo de ellos no sea el mismo que el vuestro. Y sus conversaciones no son iguales a las conversaciones de los hombres en nuestro mundo. Lo que pasa es que en su mundo dominan las mujeres. Por supuesto, eso no está explicitado. Porque, si les preguntáis a las mujeres, los hombres también tienen cierta representación, p.ej. un 19% en la política, un 16% en la gestión empresarial, y un 12% entre los ricos. Yo no sé por qué se quejan, de verdad. Toda la noche. Esos hombres son unas marujas de verdad. Bueno, de eso se trata. De los hombres que son unas marujas. O no. Os lo dejamos a vuestro criterio.

 

Fragmentos

Fragmento Versión Española

Siéntese un poco. Debe estar cansado.

I

Una amplia y bonita cocina familiar. Mesa de cocina. Tres hombres. Noche. Uno de ellos está cocinando.

 

1:         No paro desde la mañana.

2:         Pues, siéntate un poco.

1:         Podría hacerlo.

3:         Pues, siéntate.

2:         Bébete algo.

1:         Solo me falta…

3:         Un vino con casera…

2:         O un tinto…

3:         Lo que quieras.

1:         Un poco de tinto podría ser.

2:         No hay tinto.

1:         Que sí, que hay. Voy a por él.

2:         Tú tranquilo, voy yo.

3:         Tú tranquilo, va él.

1:         Que no. No es…

2:         ¿Dónde está?

1:         Voy yo. Si tengo que… La carne está en el horno. Siéntate.

 

Uno se levanta. Va a por el vino.

 

3:         Tío, él de verdad…

2:         No sé por qué…

3:         Supongo que le gusta.

2:         Está bien, pero después de todo el día…

 

Uno vuelve con el vino. Mira el horno. Va hasta la mesa y se deja caer en la silla con una bayeta en el hombro.

 

1:         Joder.

2:         Cansado, ¿verdad?

1:         Sabes qué…

3:         … no paras desde la mañana.

1:         La verdad es que no.

2:         Pues, siéntate un poco.

1:         Podría hacerlo.

3:         Pues siéntate.

2:         Sírvete.

2:         Bébete algo.

3:         Un vino con casera.

2:         O un tinto.

3:         Lo que quieras.

1:         Un poco de tinto podría ser.

2:         ¡Vaya, hay más vino!

 

Se sirven la bebida.

 

2:         Venga – ¡por el nuevo trabajo!

1:         ¡Por el nuevo trabajo!

2:         ¿Y?

3:         Qué tal, cuenta…

1:         Fenomenal. Sabes qué, de primera, de verdad.

2:         Pues, es un restaurante de primera.

3:         Digo – con estrellas Michelin…

1:         En serio, es otro mundo.

2:         Enhorabuena…

1:         Y la chef. Es lo máximo.

3:         Está entre las diez mejores chefs de Europa.

2:         Y tú vas a estar entre los diez mejores chefs.

1:         Jaja, eso no existe…

3:         Tonto…

1:         … una lista así.

2:         Si no existe…,

3:         … ignorante.

2:         … la inventaremos.

3:         ¿Cómo es? ¿Es normal?

2:         ¿No te da la lata?

1:         Que va. O sea, se trabaja durísimo…

2:         ¿Más que en otros…?

1:         Mucho más. Aquí no hay horario de trabajo. Es una moledora.

3:¿       Y qué dice Primera?

1:         Nada. Hemos contratado a un tío…

2:         Así que os habéis apañado.

1:         Nos hemos apañado.

 

Están bebiendo.

 

2:         ¿Así que tú eres el único hombre?

1:         Entre los cocineros sí. Hay asistentes. Es un restaurante de…

2:         ¿Y qué tal tus compañeras? ¿Guapas?

1:         No. Y si lo fueran. Ahí no se…

2:         … tontea.

1:         Si alguien te viera…

3:         Así que nada de toqueteo…

1:         Gracias a Dios, por fin nadie me toca.

3:         ¿Ni el culo?

1:         Sabes que a mí eso generalmente no me molesta, una broma ‒ no pasa nada. Pero cuando trabajo, no hay cosa peor… Lo peor es cuando estoy preparando el caramelo. Lo estiro bien finito como el encaje de Manila y entonces pasa alguna y me da una palmada en el culo. Y entonces a empezar desde cero. Me saca de mis casillas…

2:         ¡¿Todavía no te han tocado el culo?!

1:         Ni una sola vez.

3:         ¿En tres meses?

1:         Seis.

2:         Estás viejo. Tu culo ya no es el de antes.

1:         Está fenomenal, te lo he dicho.

2:         ¿Tu culo?

1:         Mi curro, imbécil.

3:         Estupendo.

1:         En serio.

2:         Pues me alegro de verdad.

 

Están bebiendo.

 

3:         Realmente te lo has currado para llegar…

2:         Y por todo lo que has pasado…

1:         ¿Desde la escuela? Pues, son diez años, no, doce.

2:         ¿En serio? Tanto ya …

1:         Sí. Tres años de cantinas escolares. Y luego Francia…

2:         Primera casi te deja por esa escuela…

1:         No me quería esperar. Si no le hubiera pagado tantos billetes a París…

3:         Y eso estudiando, sin trabajo…

1:         La verdad es que no sé cómo lo logré…

2:         No creía que fueras a lograrlo.

1:         Y ahora, mira.

3:         ¿Y ella, qué dice?

2:         ¿Está feliz, por fin?

1:         Claro que está feliz. Cómo no va a estarlo. Solo…

2:         De verdad has pasado por muchas cosas.

3:         Y después de París, otra vez las prácticas, ¿verdad?

1:         Sí. Pero en mejores restaurantes. Pero desde cero de nuevo.

2:         Y entonces una baja por paternidad …

1:         Otra vez desde cero.

3:         Y luego otra baja.

2:         Increíble, de verdad.

1:         Y, es que siempre estamos por contrato, y cuando estás de baja por paternidad…

2:         Me cago en este país.

3:         ¿Y ahora estás fijo?

1:         Qué va.

2:         Me cago en este país y en esta vida…

1:         Sí, no es fácil. Si tienes familia…

3:         Y ese horario de trabajo…

1:         Bueno, las mujeres lo tienen más fácil.

2:         Y dices que Primera está feliz por ti…

 

Suena el timbre del horno.

 

3:         ¿Es Cuatro?

2:         Qué va. Tan pronto…

1:         El horno.

 

II

Uno se levanta.

 

2:         Nos estás cocinando algo otra vez…

1:         Una sorpresa.

3:         Como si no tuvieras bastante…

2:         Y no paras desde la mañana.

1:         La verdad es que no.

2:         Pues venga, siéntate un poco.

 

Uno vuelve.

 

1:         Pues podría hacerlo.

2:         Sé cómo te sientes.

3:         Crees que a nosotros…

1:         Sé que no…

2:         De verdad no sé por qué…

3:         Digo, para jugar a las cartas…

1:         Ay, no empecéis ahora…

2:         Bueno…

3:         Pues siéntate un poco.

2:         Sírvete algo.

 

Se sirven las bebidas.

 

2:         Venga – ¡por el nuevo trabajo!

1:         ¡Por el nuevo trabajo!

3:         ¿Y es guay?

1:         Muy guay. Pero – es una moledora.

2:         Claro. Después de tanto…

2:         Ahora te quejas.

3:         Él siempre se queja.

1:         No me toméis el pelo. No me quejo. Es que es una moledora de verdad…

2:         ¡Y tu moledora se ha estropeado!

3:         Te hemos entendido mal.

1:         Otra vez me estáis tomando el pelo…

2:         ¿Quién, sí no?

3:         Si no los verdaderos amigos…

1:         Menudos amigos…

3:         ¿Quién si no? ¿Cuatro?

2:         ¿Y él, dónde anda?

1:         Ha dicho a las nueve.

3:         Él siempre dice a las nueve.

2:         Lo tiene fácil.

1:         Se despierta a las diez.

2:         Y nosotros a las seis.

3:         Mañana es sábado.

2:         A las siete.

1:         Seis y media.

3:         Todos los días.

2:         Todos los días igual.

1:         Y yo, que no paro desde la mañana.

2:         Pues siéntate un poco. Sírvete.

1:         Pues, ya que insistes.

 

Se sirven.

 

1:         Bueno, Tres, ¿es verdad que te has inscrito en un coro?

3:         Así es.

2:         El niño de Viena.

1:         Eso explica muchas cosas.

3:              ¿Ahora la tomáis conmigo?

1:         Quién si no los verdaderos…

3:         Qué horteras. No tenéis ni idea…

2:         ¡Gracias a dios!

1:         ¿Os toqueteáis en el vestuario?

3:         Imbécil, no hay vestuario…

2:         Venga, no mientas.

3:         Es que vosotros os toqueteáis en el fútbol, y ahora a mí…

 

Uno se gira hacia Dos.

 

1:         ¿Ya que estamos con el fútbol, qué hacemos el domingo?

2:         Joder, Cinco la ha cagado y no hay quien…

1:         Pues Seis puede encontrar la sala.

3:         ¿Cinco la ha cagado?

1 y 2:   ¡¿No lo sabes?!

3:         No.

1:         Joder.

2:         Joder.

 

Pausa.

 

3:         ¿Qué pasó?

1:         Joder…

2:         Está preso.

3:         ¡Coño!

2:         Desde hace cinco días.

3:         ¡Cinco días!

 

Suena el horno.


  • Primer Premio Nacional al Texto Teatral Marin Držić 2017
  • Ganador del VI. Concurso para la traducción de textos teatrales croatas a idiomas extranjeros del portal drame.hr – premiado con la (presente) traducción al español

Gracias por contactarnos.
El mensaje ha sido enviado.